La necesidad de aprobación de los demás

A menudo perdemos demasiados momentos presentes esforzándonos por lograr la aprobación de los demás. Muchas personas que trato a diario en mi consulta se preocupan más por lo que piensan los demás más que por lo que piensan ellos mismos de sí mismos. Se trata de la necesidad de aprobación de los demás.

Como dijo Steve Jobs “no permitas que el ruido de las opiniones de los demás ahoguen tu voz interior”. Una frase sabia que es fácil de entender, pero difícil de llevar a la práctica, ya que por regla general, el ser humano desea agradar y ser halagado. La cuestión es encontrar un equilibrio para evitar que el bienestar personal dependa de la opinión de los demás.

Es verdad que a nadie le desagrada que los demás nos hagan cumplidos y que nos aplaudan en un sentido metafórico . No se trata de renunciar a todo esto porque para todos es agradable. El problema viene cuando la búsqueda de aprobación se convierte en una necesidad en vez de un deseo.

La necesidad de aprobación de los demás equivale a decir: ” Lo que tú piensas de mí es más valioso que la opinión que tengo de mí mismo”.

Si tan solo es un deseo, no hay problema ya que tan solo se trata de que la aprobación de los demás te hace estar más feliz, más apoyado pero si el deseo de aprobación externa se ha convertido para tí en una verdadera necesidad quiere decir que tienes mucho que hacer para trabajar en pro de tí mismo.

Te invito a que pienses lo que vales como persona, sin buscarlo en lo que piensan los demás de tí. Si no logras encontrar ningún aspecto positivo derivado de tu propia opinión para ti no vales nada. En este punto hay que deshacerse de la necesidad de aprobación.

Algunas pautas específicas para eliminar la búsqueda de aprobación como necesidad.

Lo primero que tendrás que hacer es entrar a contar los pensamientos positivos sobre tu valía.

  • Etiqueta la desaprobación con una respuesta que empiece por tú. Por ejemplo, si tu amigo no está de acuerdo contigo en algo en vez de enfadarte o defenderse o pensar que no debes pensar como piensas contesta con un “Tú te estás enfadando y piensas que yo no debería pensar como pienso”. De este modo ya no necesitarás modificar lo que acabas de decir para lograr que te acepten.
  • Si piensas que alguien está intentando rebajar tu autoestima en vez de ablandarte para que te aprueben puedes decir en voz alta  ” Normalmente yo modificaría esto o lo otro para lograr que me aceptes y me quieras , pero realmente creo en lo que acabo de decir ” o  “Supongo que te gustaría que cambiase de opinión pero no lo voy a hacer”. El hecho de decirlo te mantendrá en contacto con tu propia forma de pensar y tu propio comportamiento
  • Puedes agradecer a la persona que te diga aquello que no le gusta de ti el que te lo diga en vez de complacerlo , así desaparecerá la búsqueda de aprobación.
  • Acepta el hecho muy simple como que mucha gente ni siquiera te comprenderá porque tu tampoco comprendes a mucha gente , está muy bien que la gente sea diferente y lo  fundamental es sentir que no todos comprendemos a todos.
  • Puedes negarte a discutir o tratar de convencer a los demás de lo acertado de tu posición.
  • Confía en tí mismo cuando elijas ropa, música o cualquier otra cosa sin consultar primero con alguien cuya opinión valoras más que la tuya misma.
  • No busques respaldo a lo que dices buscando apoyo en el otro con preguntas como ¿No es así cariño? ¿No es cierto que así fue?
  •  Hazte a tí mismo la pregunta cuando te critican. ¿Me iría mejor si estuvieran de acuerdo conmigo?  La contestación está claro que es no.
  • Trata de evitar dar excusas que das incluso cuando no te arrepientes de lo que acabas de decir.

Estas son solo algunas de las acciones que puedes comenzar a practicar para eliminar la necesidad de búsqueda de aprobación. Conforme vayas practicando empezarás a escuchar tus propias aprobaciones desde tu interior, tus propios aplausos y será muy satisfactorio.

Si tienes esta necesidad constante no dudes en contactar con un profesional. Seguro que te podrá ayudar.

Pepa Fernández.

Psicóloga en Murcia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

37 − 34 =

Menú